miércoles, 22 de diciembre de 2010

Assange: “Mi abogado siente que puedo terminar preso en Estados Unidos”


El fundador del portal de cables diplomáticos Wikileaks, Julian Assange, afirmó en entrevista con el afamado británico David Frost, que existe una posibilidad concreta de que por asuntos judiciales termine siendo un preso de Estados Unidos.


Estas declaraciones las ofreció al programa Frost over the World, donde dijo que la demanda por abuso sexual que se lleva a cabo en Suecia, es mucho más peligrosa que una futura demanda por espionaje en Estados Unidos.


Descartó que existiera una conspiración o espionaje, ya que se dedican específicamente a “revelar información que la gente quiere saber de los gobiernos que tienen las riendas de los países”, respondiendo al llamado de ayuda de “aquellas personas que han sufrido el abuso de los grupos de poder”.


Se mostró reacio a presentarse en Suecia para responder por las acusaciones, debido a que “la mitad del jurado de ese juicio, es asignado por el partido Socialdemócrata, que está detrás de esas falsas acusaciones, y porque simplemente no confío en el sistema judicial sueco”.


Aquello a propósito de los constantes reclamos de Assange porque los datos de la demanda no fueron traducidos sino hasta hace poco, lo que entorpecía el trabajo de sus abogados, sumado a que la información divulgada por los medios sobre el litigio de abuso sexual, “fue seleccionada minuciosamente” como parte del aparataje que según contó, llevan en su contra para perjudicarlo.


“No podemos decir que hay alguien en específico contra nosotros, porque ya vimos como las grandes compañías de tarjeta de crédito y portales de ventas por Internet, nos quitaron el piso financiero bajo el amparo del gobierno de los Estados Unidos”, sostuvo el australiano de 39 años.


Dio un agradecimiento implícito a las personas que le han entregado información, no siendo por parte de Estados Unidos mismo, “sino de individuos que viven en ese país y que entienden que hay datos e informes que deben ser revelados para que la verdad salga a la luz y el abuso de poder se detenga”.


Dio a conocer que el proceso de publicación no se detendrá, y que países como China y Corea del Norte pronto tendrán su minuto de fama.


Por último, afirmó que desde Inglaterra, donde “el sistema judicial es un poco más abierto”, intentará seguir buscando que la verdad sea conocida, y que “más personas sean instadas a dar un paso hacia delante y revelen información que la gente necesita y quiere oír”.

Revisa aquí la entrevista completa